Salsa napolitana

Con su tomate y su albahaca, es una salsa ideal para acompañar todo tipo de pasta y para algunas carnes como pollo o pato. Puedes congelarla una vez hecha.

Receta de salsa napolitana

Ingredientes para preparar salsa napolitana

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 4 tomates
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 3 ó 4 hojas de albahaca fresca
  • 1 puñadito de orégano
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal

¿Cómo preparar salsa napolitana?

  • Tenemos que empezar pelando los tomates, para después trocearlos en cubitos y reservarlos. Pelamos también la cebolla y la picamos muy finita.
  • El segundo paso es tan sencillo como llevar una cazuelita al fuego, añadir un poco de aceite de oliva, agregar la cebolla y dejar que se poche o que se sofría con una pizca de sal.
  • Enseguida, tienes que picar bien finito también el diente de ajo para agregarlo a la cazuela.
  • El ingrediente principal de la salsa napolitana, los tomates, lo vas a añadir cuando la cebolla empiece a estar transparente. Una vez en la cazuela, tienes que remover sin parar con una cuchara de palo y mantener fuego al medio.
  • Hecho esto, tienes que rectificar la acidez de la salsa añadiendo el azúcar, y luego hacer lo propio con la sal y la pimienta.
  • A continuación, añade unas hojas de perejil bien picado, pica también unas ocho hojas de albahaca y espárcelas sobre la salsa.
  • Por último, pasa la salsa por un pasapurés para que quede bien fina y caliéntala de nuevo a fuego medio, remueve para darle cuerpo, y ya podrás usarla.
  • Foto orientativa: Adactio
Nota del autor:

Aunque es un clásico entre las salsas para pasta, se trata de una salsa de tomate casera que puede ir bien en otros platos con carne y pescado, verduras, arroz, etc.

Podemos añadir también unas aceitunas negras troceadas después de haber pasado la salsa napolitana por el pasapurés, así le daremos una textura especial.